Agua, viento, hielo y nieve, los destrozos del temporal