Los manifestantes lanzan un huevo al presidente de la Federación del Taxi y a Pablo Iglesias