El Ayuntamiento de Madrid conocía los fallos del Madrid Arena