“Mataron a mi madre por no tener mil pesetas”