España, al borde del 'bono basura'