Jaume Matas, condenado a seis años de prisión