Los negocios de Jordi Pujol Ferrusola son, según el juez, pasados presentes y futuros