Ignacio González se echó a llorar ante el juez al hablar de su familia en la declaración