F. Canales: "La comunidad Benedictina se ha convertido en una auténtica barrera para exhumar los restos de nuestros familiares"