La tangana de la Supercopa trasciende a la prensa internacional