Salva, profesor: “Es una barbaridad, es una escalada de represión”