El coche de Rus, que costó 160.000€, sale a subasta con un precio de salida de 1.000