Los mercados bajaron con la proclamación de la independencia y subieron tras su suspensión