Moussa Oukabir, de 17 años, podría ser el presunto autor material del atentado