El sueldo de los diputados y el presupuesto de la Casa Real subirán el triple y el doble que las pensiones y becas