J. Bosch, sobre el Yak-42: “Es muy difícil que el proceso se pueda reabrir, solo se podría basar en nuevos elementos de prueba”