700.000 hogares españoles no tienen ingresos de ningún tipo, según Cáritas