Caso Taula: ¿Cómo se "roba" un colegio?