Torrejón de Velasco, el epicentro de la Púnica