Equo recuerda que "la contaminación mata a 7.000 personas al año y es muy cancerígena"