5,1 millones de personas en España no pueden pagar las facturas