Un hombre “recto” y “amigo de sus amigos”, así definían a José Torres Hurtado