Carlos Fabra escribe un libro en la cárcel