La cuarta generación de los Pujol, también bajo sospecha por el presunto enriquecimiento ilícito de la familia