Revilla, del despacho que fundó Montoro: “Es una especie de puerta giratoria más curiosa”