Elena Costas: “Es complicado ver hasta qué punto los partidos están dispuestos a cruzar sus líneas rojas”