La justicia da la razón a Esther Quintana: Perdió un ojo por un pelotazo de goma