“La Infanta no ha tenido responsabilidad ninguna en los delitos que le imputan”