La Fiscalía podría pedir 600.000 de responsabilidad civil a la Infanta