José M. Benito: "Hubiera bastado un cordón policial y no hubieran accedido al restaurante"