Nart, a Cañamero: “Eso es una infamia”