Botella da un ultimátum de 48 horas para cumplir con los servicios mínimos de limpieza