Juana podría perder su casa por la deuda del asesino de su hija