La reacción de Iker Jiménez al descubrir el escándalo de los virólogos de Wuhan: “¡Solo había un tío digno!”