La cepa británica del coronavirus ha sustituido a la original y se mantiene 5 días más en el cuerpo humano