Saúl, el escudo humano de Haqqani