El principal sospechoso se libra de Carrie gracias a una señal