Avance: La lección más importante para los 'Hijos de papá'