Sheila ve en vídeo cómo ha evolucionado: “¡Qué vergüenza, cómo se lo he hecho pasar a la pobre mujer!”