Tito se mete en la piel de un ejecutivo muy agresivo