Loly, la nueva política del Gym Tony