El nuevo entrenamiento intensivo de Tony le juega una mala pasada