Petra, la hija gótica de Berta, quiere quedarse con el puesto de recepcionista