Velasco, un improvisado Risto Mejide valora las clases del ‘Gym Tony’