Lucía: “Me ha dado muchísimas más cosas buenas la prostitución que lo que me dio ser camarera”