Alejandra Andrade retrata el día a día de Texas, una sociedad armada por la ley