Ballenas y delfines, en el paraíso