La dulce y tierna pedida de mano de Elisabeth a Cristino: “Es mi príncipe azul”