Paky y Jordi se sienten totalmente libres para expresar lo que sienten en su segunda cita