Juan, a Laura: "Estás para darte uno, dos y tres polvos, pero no he venido a buscar sexo"